Última caricia de oro apenas tibia



Hoy vi la puesta del sol, iba sin rumbo. Intenté capturarla y me detuve.

¿Para qué compartir la intensidad con el frío? El sol quema sólo cuando está en el cenit. En cambio, cuando toca el horizonte,

emite un único rayo de contraste

que comienza a enfriarlo todo,

poco a poco. Última caricia de oro, apenas tibia,

que se prepara para extinguir su luz

dando paso a la fría obscuridad,

o a los rayos azules de la luna,

cuando hay.

¿De verdad se pone el sol si no lo ves?

#poesía #ocaso

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo