top of page
Captura de Pantalla 2020-09-12 a la(s) 2

SOBRE MÍ
LILYÁN DE LA VEGA

Coach de Vida y de Felicidad Organizacional.
Instructora Certificada de Mindfulness y 
Balance Emocional.
Autora y Activista de la Sororidad.

¿En qué puedo ayudarte?

Mi formación académica

 

Soy Especialista en Ética y Sociedad por la Universidad ORT. Hice estudios de posgrado en Japón y me gradué de la Licenciatura en R. I. en la Universidad de las Américas-Puebla
 

Cuento con una Certificación como Coach de Vida y Coach de Felicidad Organizacional, y cursé el programa de Ciencias de la Felicidad impartido por BerkeleyX/edX.

 

DSC_0569_edited.jpg
Captura de pantalla 2020-08-25 a la(s) 2

Mi feminismo

Con la maternidad, despertó mi conciencia de género y me descubrí feminista. Y de los muchos feminismos que conocí, construí mi propia postura motivada por la convicción de que un mundo con mayor equidad de género y una visión de inclusión, sería un mundo más amoroso y justo para todas las personas. Estoy convencida de que el lugar para empezar esta transformación del mundo desde lo femenino, que es mi palestra, es a través de sanar nuestras relaciones con las otras. Por eso, me considero una Activista de la Sororidad.

Obtuve un diplomado en Estudios de Género por el Instituto Simone de Beauvoir y en Periodismo con Enfoque de Género por CIMAC Noticias. Me formé como Facilitadora de Grupos de Mujeres con Sophya Style/Mujer Cíclica y participé durante un año en el Taller de Autobiografía de Rosa Nissán. Todo esto sentó las bases para mi postura ante la vida, y mi estilo y enfoque como escritora.

DSC_0414_edited_edited.jpg

En el 2001 fundé la revista Soy Mamá y Más. En el 2004, fui colaboradora del diario nacional Milenio, con mi columna "Multiplikhada: un hada urbana aprendiz de malabirasta". Colaboré durante cinco años con la revista y los proyectos editoriales de Plenilunia, Salud Integral para la Mujer. Desde el 2008 mi actividad bloguera es parte de mi quehacer reflexivo. En el 2013, publiqué un libro sobre sororidad para niñas y adultas -Lecciones para Volar para una Bruja Moderna-, bajo el sello de Editorial B/Vergara, que a partir del 2018 está en formato digital en Amazon.

Mi experiencia editorial

 

Comencé mis estudios en filosofía budista en el año 2003, como alumna de Casa Tibet México. Desde entonces, soy una estudiante permanente de esta perspectiva de la realidad y la práctica de mindfulness es parte importantísima de mi vida.

 

Soy Instructora Certificada de Meditación por The Open Heart Project, de Susan Piver, y me gradué como Instructora de Cultivo de Balance Emocional por el Santa Barbara Institute for Conscious Studies, con el Dr. Alan Wallace y la Dra. Eve Eckman.

Mi formación en Mindfulness 

DSC_0538.jpg

Mi camino personal

 Soy una mujer amorosa, libre, fuerte y feliz. Soy mamá de Sab y Renato, dos jóvenes de corazón noble que persiguen sus sueños con amor y libertad. Creo que la maternidad y la pareja son los dos caminos de mayor aprendizaje y crecimiento en mi vida, y aquí sigo, aprendiendo como principiante con mi compañera en la vida, Alejandra, desde hace casi una década. Hoy puedo decir que me gusta la tribu que somos.

 

Al igual que tú, soy cambio. Tratar de atraparnos a nosotras mismas en una autodefinición es un reto imposible porque somos parte del tiempo.

 

El tiempo es movimiento, transformación perpetua, impermanencia. Nuestras células se renuevan a cada instante; nuestros pensamientos evolucionan, nuestras ideas cambian, nuestras emociones van de un extremo al otro en cuestión de segundos. Somos un proceso que no terminará ni siquiera cuando nuestra vida termine y volvamos a la tierra, al fuego, al agua o al viento.

Cuando nos olvidamos de esto podemos confundirnos. Nos aferramos, como si fuera posible conservar algo inamovible. Generamos aversiones sin sentido ante otros fenómenos igual de cambiantes que nosotras. Nos aferramos a la juventud, al placer, al matrimonio, a la vida; generamos aversiones a la edad, al dolor, al divorcio, a la muerte. Nos aferramos a nuestras ideas y rechazamos la realidad tal y como es: impermanente.

A mí me tomó décadas asumirlo. Y aún después de verlo claramente, hay momentos en que lo olvido y genero expectativas que no tienen más destino que el de no cumplirse. Y me duele que alguien muera, que alguien me deje de amar, que algo se rompa o se pierda, que mi cuerpo cambie, que algo que funcionaba lo deje de hacer. Es natural, estamos tan inmersos en la ilusión, tan convencidos de la permanencia, que darnos cuenta de que no es real nos rompe el corazón. Pero también es posible -a través de la autoobservación-, darnos cuenta de esta ilusión y, aunque de pronto tropecemos, una vez que hemos cobrado consciencia, siempre podemos reenfocar para mirar con menos distorsiones.

Mi manifiesto

 

 Hoy, luego de años de pelearme con las distintas realidades que se iban presentando en mi vida, y de décadas de trabajar conmigo misma a nivel psicológico, emocional y espiritual, me siento en paz con quien voy siendo; con la familia maravillosamente poliforme que hemos construido, cambiante al infinito ritmo de los procesos de cada uno de sus miembros; con mi historia y con la incertidumbre que hay detrás de todas mis expectativas.

 

  • Acepto a esta mamá que soy, tan imperfecta y amorosa, tan poco apegada a las expectativas de los demás, incluso las de mis hijos. Convencida de que puedo transformar infinitamente mi amor para que los alcance hasta los confines de sus territorios.

  • Me asumo, con humildad, una sobreviviente de mis propios errores y carencias como pareja, y desde ahí, sigo aprendiendo a caminar en paralelo, sin invadir y sin olvidar mi camino, sino compartiendo en un vaivén que se parece más a bailar mirándose a los ojos, que a bailar tango. 

  • Agradezco lo que en algún momento viví como fracaso o como pérdida. Cobré conciencia de todo el crecimiento que me aportó.

 

Sigo aprendiendo a lidiar con la incertidumbre de lo que depara el futuro, y me da algo de alivio entender que, parafraseando a la admirada Pema Chödron, no hay nada que temer, porque aunque no tenga de dónde agarrarme, tampoco hay ningún lugar donde caer.

¿Qué ofrezco?

Ponte en contacto si requieres escucha, acompañamiento y herramientas para procesos de vida como:

  • la menarca de tus hijas

  • la soltería o el divorcio

  • maternidades

  • reinvención personal y sentido de vida

  • diversidad de género

  • climaterio y menopausia

  •  nido vacío

  • duelo

Yoga at Home

"Nada es mío. Sólo la paz del corazón y la frescura del aire."

 

Kobayashi Issa

bottom of page