Soy mujeres, en plural.

Actualizado: sep 26

Me llamo Lilyán, con L. Soy mujeres (Women), soy palabras (Words), soy bienestar (Wellness). Soy #L3W. En el mundo de mis deseos estoy como a la mitad del camino de mi vida. Tengo tantas ganas de ser testigo del futuro. Encuentro intrigantes las distintas señales de lo que viene. Claro que soy consciente de las visiones pesimistas -algunos dirían realistas-, y sin embargo, soy de las que caminan con firmeza en dirección a la utopía. Sin duda, el entorno impacta la perspectiva, y yo he tenido la fortuna de poder rodearme de muchos caminantes de esta tierra que comparten conmigo la convicción de que nuestras semillas de paz y de bondad de corazón están trazando rutas hacia un mejor futuro.


Hablo en femenino porque creo que es ésta la energía que necesita hoy el mundo. Y aunque sabemos que ésta no es exclusiva a las mujeres, sí es a nosotras a quienes nos toca cultivarla y transmitirla a nuestros hijos. Seguramente en ello contribuiremos al necesario despertar de esta energía femenina en los hombres, nuestra contraparte en el mundo, a quienes por tanto tiempo les ha sido negada o reprimida.


También evoco este lado del espectro, el de lo femenino, porque ha sido mi principal vivencia. Ha sido tan rica que pareciera que he sido más de una mujer, así es esta maravilla de la experiencia humana. Mis palabras lo reflejan, me las he apropiado y son una lista numerosa, diversa y de seguro muy universal, aunque yo les diga mías: menstruación, amor, soledad, pareja, soltería, diversidad, embarazo, maternidad, madurez, divorcio, viudez, soledad, climaterio, plenitud... Estoy segura de que habremos coincidido en muchas de ellas, o lo haremos, o pudimos haberlo hecho.


Tú que lees y yo, podemos ser muy diferentes o muy parecidas; en cualquier caso, hemos caminado por lugares en común en los que las expectativas ajenas, las vulnerabilidades o las fortalezas, han sido las mismas para ambas en tanto que somos mujeres habitantes de una cultura patriarcal y misógina. Podemos reconocernos, aún en nuestras más profundas diferencias. Porque tú, como yo, también eres muchas mujeres y muchas palabras.

Arte: Marta Ponce

En este blog hablaré desde esas múltiples mujeres que soy o he sido. Mi intención es compartir para encontrarme contigo en algún punto del camino. Para que nos sepamos una en esas muchas; para que nos sepamos fuertes en esa unidad ecléctica y diversa a la que me gusta llamar sororidad. Te propongo volver para seguir encontrándonos en estas palabras que son para ti. Te propongo establecer un diálogo para que tus palabras estén ahí para mí. Conversemos.

La hermosa ilustración es de la increíble Marta Ponce. Visita su feed de IG para ver su increíble obra, aquí.